Conmoción en Honduras | Jaque a la salud, La Cámara de Comercio en Cortés no responde

Desde el pasado martes 16 de febrero el centro de Triaje instalado en Expocentro de la ciudad de San Pedro Sula, cerró sus operaciones. La decisión sin duda causó conmoción en la ciudadanía, pues en dicha instalación las personas acudían a diario para recibir atención médica y hacer seguimiento a sus enfermedades. 

Al parecer el cierre se debe a un desacuerdo en el contrato de arrendamiento firmado el pasado octubre entre la Cámara de Comercio y el Gobierno de Honduras, El contrato no había sido renovado y de un momento a otro el precio a pagar por la instalación del centro triaje subió exageradamente; para el Gobierno Nacional fue imposible cubrir un nuevo gasto ya que actualmente hay un presupuesto estipulado para estos centros y este no puede ser modificado; por lo que, al no llegar a un acuerdo, la Cámara de Comercio simplemente cerró las instalaciones del centro.

Al respecto, la Comisión Permanente de Contingencias COPECO, no dudó en manifestar su malestar frente a la situación. La entidad publicó en su cuenta de Twitter “Lamentamos profundamente la forma en como Cámara de Comercio e Industrias de Cortés, cerró el centro de Triaje de Expocentro, dejando sin atención médica a un promedio de 200 pacientes diarios. Eso pone en riesgo muchas vidas” Posteriormente agregaron en la misma red social “En este tiempo de crisis sanitaria debemos ser solidarios todos y el fin primordial debería ser salvar vidas”

Independientemente de los desacuerdos en el contrato, seguimos con los mismos problemas a la hora de brindar atención médica en el país, no olvidemos que hace tan solo unos días un jóven médico murió por falta de atención y todo al parecer se debe a procesos inconclusos dentro de Colegio Médico de Honduras; como si fuera poco la atención no se centró en la muerte del jóven ni en la pésima gestión del CMH; por el contrario la entidad manifestó que era culpa del gobierno.

Volvemos a lo mismo esta vez, la culpa o responsabilidad fue aplicada directamente al gobierno, cuando es la Cámara de Comercio e Industrias de Cortés, quienes levantaron una nueva cláusula en un contrato ya firmado. ¿Hasta cuándo van a seguir jugando con nuestra salud? ¿No se dan cuenta que el gobierno está intentando cubrir todas las necesidades tras las tragedias que vivió el país?

Esto no debería ser sobre sacar ventaja en cada ‘negocio’ o de buscar simpatizantes políticos; debería tratarse de salvar vidas como prioridad; así como lo manifestó COPECO.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *