De acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas (ONU), cada ciudadano debe asumir la responsabilidad de protegerse contra el coronavirus

Caer en el juego de las corrientes políticas es fácil, pero tomar conciencia de la situación actual es un tema más difícil; una pandemia no se supera cuando se espera que otros hagan el trabajo que cada ciudadano debe realizar, valorar el trabajo de otros y tomar nuestras propias decisiones y responsabilidades es esencial.

Aunque la mayoría de los países han logrado crear estrategias que controlan la transmisión del coronavirus y que se encuentran ahora en una fase de procedimientos para la vacunación, lo cierto es que no están exentos de tener nuevos brotes de contagio; por lo que, expertos de la Organización Mundial de la Salud han hecho un llamado especial a las personas para que tomen responsabilidad dentro del proceso y se hagan cargo de su propio cuidado ya que a la hora de controlar una pandemia como esta, no hay ningún esfuerzo suficiente.

“Necesitamos ser realistas, seguramente habrá ciertos retrocesos, podrían registrarse algunas bolsas o grupos. (…) Cuando el virus esté presente va a circular, por ello siempre recordamos que el enfoque tiene que ser integral, la distancia física debe ser de un metro como mínimo entre las personas. Además, hay que lavarse las manos, cubrirse la boca y la nariz si es necesario y quedarse en casa cuando la persona no se siente bien, entre otras medidas. El virus aprovechará todo contacto estrecho para transmitirse”, señaló la doctora Maria Van Kerkhove, jefa técnica de Programas de Emergencia de la Organización.

En algunos países de Centroamérica y Latinoamérica la situación es aún más complicada, pues existe una evidente influencia política detrás. Estos países atraviesan una división de poderes bastante fuerte, dicha disputa arrasa con cualquier proyecto o campaña que busque frenar la propagación del virus.

¿Qué hacer en estos casos? El llamado de la ONU es a priorizar la vida antes de las creencias y preferencias políticas, “los gobiernos y los científicos deben facilitar la información pertinente y preparar la infraestructura y respuesta necesarias, pero los individuos somos responsables de reducir la posibilidad de infectarnos o propagar el COVID-19” aseguró la organización.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *