Yani Rosenthal, la cara del descaro en las elecciones presidenciales de Honduras

Opinión

En este país pasan muchas cosas increíbles, sobre todo cuando de política se trata. Hemos visto cómo candidatos cambian de bando según les conviene e intentan llegar al poder tantas veces que ya nos confunden sus campañas, otros más creativos usan a sus familiares y amigos para intentar volver al poder que tuvieron y se niegan a olvidar.

Pero si algo no entra en lo que puede ser ‘normal’ es el descaro de Yani Rosenthal.  Honduras vive una gran crisis a causa de la pandemia y los desastres naturales que golpearon al país hace apenas unos meses, ahora más que nunca necesitamos personas capaces, personas que quieran trabajar por el pueblo y nos ayuden a salir adelante.

¿Cómo se puede confiar en alguien con un pasado tan oscuro? ¿Cómo confiarle el dinero del país a alguien que ya se ha declarado culpable por nexos con el narcotráfico?

No olvidemos, Rosenthal en compañía de su padre el ex vicepresidente de la república Jaime Rosenthal y su primo el exministro de inversiones del gobierno Yankel Rosenthal, fue acusado de participar de una red de lavado de activos provenientes del narcotráfico y la corrupción, a través de cuentas bancarias que residían en los Estados Unidos

Suficientes escándalos hemos vivido a causa del narcotráfico ¿Qué relaciones diplomáticas pueden esperarnos con estos antecedentes?

Pagar una pena de 3 años no hace que sea un candidato ‘ideal’ más aún cuando dentro de su propio partido crecen las riñas y los desacuerdos. Recordemos sus peleas políticas interminables con Luis Zelaya que hoy trae como resultado, que candidatos a alcaldes con el aval de su partido prefieran hacer alianza con otros políticos antes que votar por él

¿Por qué? ¿Qué hay detrás de todo esto? Es inadmisible que sigamos permitiendo que como país nos den tan pobres opciones para elegir. Como ya mencionamos, pasamos por una crisis seria y no puede ser que los hondureños deban elegir entre alguien que miente descaradamente para darle el poder a su marido, alguien que no se lleva bien con nadie más que con quienes patrocinaron su campaña o alguien que tiene tantos enredos con la justicia que difícilmente se le puede creer.

Honduras merece un verdadero cambio y si vamos a hablar de elegir sabiamente, al menos que no sea por quienes estando en el poder abusaron y mintieron descaradamente a su conveniencia. Que digan en campaña lo que quieran, a Yani Rosenthal aquí; no le creemos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *